Los muebles de oficina son realizados para una larga vida útil. Sin embargo, su mantenimiento preventivo es un factor muy importante para que este objetivo se cumpla. Conoce algunos consejos para el buen mantenimiento de tus muebles de oficina:

Muebles con laminado plástico

Este tipo de acabo requiere de un mantenimiento muy sencillo: puedes pasar una franela húmeda con algún jabón neutro o líquido limpiador sin agentes agresivos y después secarlo con otra franela o paño seco. En este tipo de muebles es importante que el paño no esté muy húmedo y no lo pases mucho por las orillas ya que puedes filtrar humedad y hacer que la madera se hinche.

Sillas

Las sillas de oficina normalmente son de tela; para su limpieza y mantenimiento es importante que se aspiren con regularidad y se pase un paño ligeramente húmedo para evitar que el polvo se acumule.

Muebles metálicos

Su mantenimiento es muy parecido a cualquier otro mueble de oficina: debes limpiar con un paño húmedo con jabón neutro o limpiador, enjuagar con otro paño y por último, secar con una franela bien seca.